Vender fotos por Internet

Vender fotos por Internet

Vender fotos por Internet

Internet, más que el futuro, representa ya el presenta para nuestra sociedad, y es difícil encontrar algún trabajo u oficio moderno que no requiera de la red de redes, que no pueda aprovecharla para expandirse y mejorar. Si estás leyendo esto es, seguramente, porque eres fotógrafo, ya sea profesional o amateur, y estás buscando una buena forma de conseguir que Internet se convierta en un aliado para ti, en una nueva vía para ganar no solo dinero, sino también fama, prestigio… ¿Es esto posible? ¿Sirve internet para conseguir que los fotógrafos se hagan ricos de la noche a la mañana?

Pues obviamente no. Internet, y sobre todo las páginas en las que los fotógrafos pueden vender sus imágenes (normalmente agencias de microstock) son simplemente una vía más de ingresos para la gran mayoría de ellos, y así es como lo debemos tener. Si piensas hacerte rico vendiendo tus fotos por Internet, ya te adelantamos que es muy complicado que lo consigas. Si lo que quieres es ganar un dinero extra, expandir tu trabajo y poder llegar algún día a vivir de ello, no podemos más que animarte a seguir leyendo este artículo, porque en él te vamos a dar las claves para que lo consigas. Y empezaremos, por supuesto, por el principio.

las fotos mas vendidas

Cómo puedo vender mis fotos por Internet

Existen muchas fórmulas para vender fotos por Internet, aunque seguramente la más popular hoy en día, la que está consiguiendo que muchos fotógrafos obtengan ese beneficio extra que buscaban al colocar sus fotos en la red, sean las agencias de microstock. Son plataformas que cuentan con millones de imágenes y fotografías de calidad, de todo tipo, subidas allí por miles de fotógrafos diferentes. Estas fotos están a la venta por un precio ínfimo para los usuarios, con la única condición de que su uso no será exclusivo. Es decir, una misma fotografía puede ser comprada por miles de usuarios y utilizadas en cientos de sitios web, folletos publicitarios y demás.

Las agencias de microstock más importantes, como pueden ser Depositphotos, Fotolia o Shutterstock, reciben millones de visitas al día, y hacen un gran negocio vendiendo fotografías. Ellos son “el intermediario” entre el fotógrafo y el cliente, y gracias a las ofertas y bonos que tienen, consiguen atraer el interés de muchos usuarios para comprar esas imágenes. Tu objetivo es conseguir poner tus fotos en estos gigantescos sitios, y para ello necesitarás pasar antes por un filtro, que la propia página propone, para que sus imágenes sean siempre de la máxima calidad posible. Es decir, tendrás que tener mucho cuidado a la hora de realizar tus fotos, y mandar solo las que estén perfectas, porque de lo contrario no las aprobarán.

Si ya tienes un buen montón de fotografías profesionales que te interesa vender, lo primero que te aconsejamos es registrarte en alguna de estas grandes agencias de microstock, o incluso en varias a la vez. Si te pones a investigar un poco, existen decenas de ellas, pero con estar en las cuatro o cinco más importantes valdrá para empezar. Cada una tiene sus requisitos, que deberás cumplimentar si quieres entrar como fotógrafo profesional. Muchas exigen tu documentación, así que es conveniente contar con una imagen en PDF o JPG de tu carné de identidad, para enviarla si es necesario.

Fotolia, otra popular agencia de microstock

Fotolia, otra popular agencia de microstock

Una vez que estemos registrados en todas las agencias que hayamos elegido, debemos instalar en nuestro ordenador un programa FTP, una especie de servidor que nos ayudará a subir las imágenes, conectándonos con el propio servidor de la agencia. Filezilla es uno de los mejores programas gratuitos para este fin, y te servirá de sobra para lo que necesitas. Aquí dejamos también un tutorial sobre su uso, aunque es bastante sencillo e intuitivo. Una vez que hayamos subido las fotografías, la agencia se encargará de pasar su “filtro” para aprobarlas, y se subirán en unos días. Entonces, nuestras imágenes ya estarán totalmente disponibles para que cualquier usuario que lo desee pueda comprarlas. Y eso es lo complicado, conseguir que el usuario se interese por nuestras fotos.

¿Qué fotos se venden mejor por Internet?

A muchos de los fotógrafos que entran muy ilusionados en el mundo de la venta por internet nunca se les ocurre preguntarse esto. Y desde luego, es una de las cuestiones más importantes a las que debemos hacer frente, si realmente queremos conseguir beneficios a través de la venta de imágenes por la red. Algunos artistas pensarán que esto es convertirse en un profesional demasiado comercial, interesándose solo por aquello que vende, y dejando a un lado la propia belleza de la fotografía. No son cosas incompatibles, desde luego, como podrás comprobar a continuación.

Debes tener muy claro que, al entrar en este mundo de la venta de fotografías por Internet, tu objetivo principal es de ganar dinero con tus fotos. Es obvio, pero parece que muchos no se preocupan lo suficiente por ello, ya que lo hacen de cualquier manera. Existen estudios exhaustivos que nos aclaran que hay determinados tipos de fotografía que se venden muy bien en Internet, imágenes que destacan entre las más vendidas de estas agencias de microstock. Los principales clientes son usuarios que poseen páginas webs, blogs o algún tipo de empresa para la que necesitan nuestra fotografía, utilizándola en esas webs o también en publicidad. Es por ello que siempre buscan cosas muy determinadas. Aquí algunos ejemplos del tipo de fotos que mejor se venden en Internet:

  • Fotos de trabajo, actividad social o física, en las que aparece una persona realizando una determinada tarea, ya sea al aire libre o en una oficina, almacén…
  • Fotos de viaje, en las que aparezcan los símbolos más reconocibles de un lugar, un monumento, algún plato típico, un paisaje hermoso…
  • Fotos deportivas, sobre todo cuando se acerca algún evento importante, como unas Olimpiadas, un Mundial…
  • Fotos de temporada, según la época del año, la demanda de fotografías de carnaval, navidad, verano, Halloween… crecerá muchísimo, y hay que saber aprovechar esos picos de demanda en esos momentos.

Tenemos, por tanto, una gran variedad de temas sobre los que realizar sesiones fotográficas que luego puedan servirnos para conseguir ganar dinero en Internet. Siempre hemos de subir solo las mejores fotografías que consigamos, no todas las sesiones completas. Hemos de saber qué foto transmite más y no repetirnos. Captar eso en una sola imagen es complicado, pero por supuesto, tendremos más de una para elegir. Debemos ser nuestros más implacables críticos a la hora de subir una foto a estas páginas, ya que así nos aseguraremos de que solo estén las mejores.

Conviene echar un vistazo cada día, o al menos cada semana, a la sección en la que aparecen las fotos más vendidas de ese momento en cada agencia. Éste, por ejemplo, es el de Despositphotos, en el que encontramos muchísimas imágenes que tienen las características que hemos comentado arriba. También conviene aprender mucho sobre imagen publicitaria, sobre imagen de marca, para saber qué es lo que busca y necesita un empresario cuando busca fotografías en estas plataformas, y dárselo nosotros mismos a través de nuestras imágenes.

¿Cuánto y cómo se cobra por estas fotografías?

Esta seguramente sea la pregunta del millón, y es que todos buscan conseguir el máximo beneficio posible a través de las ventas de fotografías por Internet. Y como hemos dicho arriba, es lo normal, porque debe ser el objetivo de cada fotógrafo que se meta en esta aventura. Así pues, vamos a hablar muy claro.

Por supuesto, lo que ganes dependerá de las fotos que vendas, y si sigues los consejos que te hemos dado arriba, tendrás más opciones de vender más imágenes. Igualmente, si subes muchas imágenes (siempre manteniendo la calidad y el buen enfoque comercial de las mismas), hay muchas más opciones de que consigas más beneficios. Es de suma importancia saber etiquetar correctamente tus imágenes, porque de eso dependerá, en gran medida, que los usuarios las encuentren. Las palabras claves, o keywords, deben ser las más apropiadas.

Si lo hacemos todo bien, debemos tener un buen portafolio, con al menos 300 buenas fotografías en él, en cada una de las agencias en las que estemos registrados. La mayoría no pide exclusividad, así que esas mismas imágenes pueden estar en todas ellas, bien etiquetadas y con una buena calidad y enfoque comercial. De esta manera es mucho más fácil que los usuarios lleguen a ellas y se interesen por comprarlas. ¿Por cuánto dinero?

Vamos a lo importante. Por cada venta, lo más usual es que el fotógrafo reciba simplemente entre 0’30 y 0’50 euros. Las agencias ofrecen distintas opciones de compra a los clientes, y dependiendo de la calidad de la fotografía y de su tamaño, habrá que pagar más o menos, por lo que algunas fotos se pueden comprar hasta por más de 20 euros, si las queremos utilizar para un gran tamaño. Por ello, la ganancia es muy variable, pero está claro que si hacemos bien las cosas, el beneficio debería ser de al menos 300 euros al menos, para que realmente nos valga la pena todo el trabajo que realizamos.

Como puedes imaginar, vivir de esto es muy muy complicado, pero no imposible. Poco a poco debes ir aumentando tu portafolio, tratando siempre de no bajar nunca el nivel de calidad de las fotografías, centrándote en lo que más se demanda, para que tus fotos tengan buenas ventas. Así, tal vez con el tiempo, cuando tengas miles de fotos subidas a varias agencias, los beneficios puedan permitirte un nivel de vida relativamente cómodo, sin muchos lujos, pero bien cimentado y seguro.

En cuanto al cobro de las fotografías, la mayoría de las agencias trabajan con Paypal, una plataforma de pago virtual que puedes conectar a tu cuenta bancaria o tarjeta de crédito, para disponer del dinero que obtengas en cualquier momento. Los pagos suelen realizarse cada 15 días, dependiendo de las ventas que hayas conseguido y del monto total de ellas. También es posible cobrar a través de transferencias bancarias o cheques, aunque esto es más complicado, puesto que la mayoría de agencias trabajan desde el extranjero y las comisiones pueden salir demasiado caras.

Conclusión

Para vender fotos por Internet y ganar dinero con ello debemos ser muy profesionales, llevar una constancia absoluta a la hora de subir nuestras fotografías a las agencias de microstock, cuidar al detalle la calidad y el enfoque comercial de las imágenes, y estar siempre al tanto de lo que más se demanda, para darle al cliente lo que realmente necesita. Con el tiempo, el trabajo y la constancia, podremos conseguir un buen dinero a través de la venta de fotos por Internet, una alternativa que cada vez resulta más importante para los profesionales del gremio.

las fotos mas vendidas

2 thoughts on “Vender fotos por Internet

  1. John

    Hola como ustedes yo también vendo fotos. Por internet pero yo aprendí en una guia que enseñan hasta lo mas mínimo que como vender fotos de internet si a ustedes le interesa esta guía esta muy barata en internet les dejo el link si quieren echarle un vistazo

  2. Blanca Botero

    De acuerdo con el escritor del artículo: hacer dinero con fotos en internet requiere de mucha constancia, profesionalismo y, ante todo, creatividad. A esto yo añadiría que el fotógrafo debe desarrollar una ‘sensibilidad’ comercial para saber qué imágenes están en demanda y así avocarse a la tarea de captar las imágenes que el mercado necesita.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar